Industry News

Organización Mundial del Envase, comprometida con la educación y el conocimiento

Pierre Pienarr, presidente de la World Packaging Organization, WPO.
Según la WPO, el valor de los envases consumidos a nivel mundial fue de 772 mil millones de dólares en 2012, y este año 2018 la demanda global de envases alcanzaría los 974 mil millones de dólares.

La Organización Mundial del Envase acaba de publicar dos nuevos documentos de posición. Ellos forman parte de su compromiso de difundir el conocimiento y la educación en los envases en la industria global. El documento “Packaging Technology and Design” (“Tecnología de Envase y Diseño”) fue escrito por el presidente de WPO, Pierre Pienaar, y se enfoca en la importancia del empaque, su tecnología e ingeniería como pilares para desarrollar soluciones en este campo.

Como principales motores de la tecnología de envase, este importante documento destaca las problemáticas ambientales, la seguridad alimentaria, la economía circular, tecnologías que consideran a personas mayores y discapacitadas y tecnologías para envases altamente funcionales. El autor también refuerza la importancia de la educación en el envase y embalaje. “La educación es fundamental para el desarrollo. Es tanto un derecho humano como una inversión para el desarrollo sostenible”, afirma Pienaar.

“La educación les permite a las personas vivir vidas más saludables y más productivas. También es esencial para responder a los desafíos actuales y futuros, las crecientes desigualdades dentro y entre los países”, añade el presidente de esta importante organización global.

“Entre los programas de educación formal figuran la ingeniería, ciencia y tecnología en empaque. Existen muchos programas de formación en empaque a nivel de pregrado, maestría y doctorado. Los estudiantes en un programa de empaque generalmente comienzan con estudios en ciencias, negocios e ingeniería genéricas antes de avanzar hacia temas relacionados con la tecnología específica de la industria, como la estabilidad en la vida útil de un producto, el diseño de cajas corrugadas, la amortiguación, el diseño de ingeniería, las regulaciones en el etiquetado, la gestión de proyectos, la seguridad alimentaria, la robótica, gestión de calidad, pruebas de empaque, maquinaria de envasado, métodos de manipulación indebida, reciclaje, diseño asistido por computador, entre muchas otras”.

La principal conclusión, según Pienaar es que “para estar a la vanguardia en el diseño de empaques, es imperativo considerar la rentabilidad en las soluciones de envase, establecerse metas, y estar decidido a usar aproximaciones de pensamiento lateral”.

Crecimiento del mercado de envase y el comercio van de la mano

El segundo documento de posición dado a conocer por la WPO fue escrito por el experto Kofi Manso Essuman. Según el autor, “la demanda y el uso de envases ha crecido rápidamente y están estrechamente vinculados con el desempeño del comercio mundial. Por ejemplo, el comercio mundial de mercancías, que ha estado aumentando constantemente desde 2005, cayó en 2009 como resultado de las crisis financieras mundiales. De manera similar, las ventas globales de envases, que han estado creciendo desde 2000, disminuyeron 10% en 2009 debido a la caída de la demanda de mercancías envasadas”.

Los estudios muestran que el valor de los envases consumidos a nivel mundial fue de 772 mil millones de dólares en 2012. Se estima que para 2018 la demanda global de envases alcance los 974 mil millones de dólares.

El consumo en Asia será un poco mayor del 40%. América del Norte y Europa Occidental representarán el 21% y el 19%, respectivamente. La demanda de envases en Europa del Este, América del Sur y Central y África será del 6%, 5% y 3%, respectivamente.

Otros datos interesantes presentados en el documento de posición de Kofi Manso Essuman son:

• El mayor segmento de aplicación de la industria de envase en el comercio mundial es el industrial a granel y de transporte, con un valor de más de 300 mil millones de dólares, y una participación en el mercado del 40% del total de envases.

• El mercado global de envase de alimentos que no es a granel está valorado en casi 250 mil millones de dólares, lo que representa más del 30% del mercado de empaque global.

“El empaque tiene un valor económico significativo e influye en el Producto Interno Bruto (PIB) de los países porque ofrece oportunidades para promover el comercio internacional. Un PIB más bajo a menudo se asocia con países en los que la industria de los envases no está bien desarrollada porque, en ausencia de fabricantes de envases adecuados, no pueden agregar valor y enviar productos desde su origen a través de la cadena de suministro a los mercados. Un producto en un envase mal diseñado no puede resistir los peligros del viaje en tránsito, maximizar el impacto en estantería o influir positivamente en la decisión de compra del consumidor. El producto se vuelve no competitivo en el mercado y afecta la contribución al PIB del país”, concluye Kofi Manso Essuman.

Claramente, el empaque facilita el comercio al hacer que el movimiento de bienes entre países sea más efectivo y eficiente para satisfacer las necesidades de las poblaciones mundiales en rápido crecimiento en todo el mundo. Esto ha beneficiado a los consumidores al hacer que los bienes estén disponibles, crear opciones, mantener los costos bajos, impulsar las economías y generar empleo. Esto está en línea con el objetivo principal de la WPO: “Mejor calidad de vida a través de un mejor empaque para más personas”.

Directora de Medios para América Latina de PMMI

Read more: Organización Mundial del Envase, comprometida con la educación y el conocimiento